martes

Viviendo las fiestas de los Muertos

  Después de la "resaca" de estas fiestas que recuerdan a los que hoy ya no están con nosotros, es hora de hacer una entrada. Halloween, Día de todos los Santos y Día de Muertos. Éste es el orden de estas tres celebraciones que he tenido la suerte de poder vivir donde mejor se celebran. Empecemos por el final...
    El Día de Muertos es todo un acontecimiento mexicano, con ciertos orígenes prehispánicos y no exenta de sincretismo, se celebra cada 2 de noviembre. Lo disfruté intensamente en la infancia cuando vivía en mi país de nacimiento. Poníamos nuestro altar en casa, con pan de dulce típico del día, calaveras de azúcar y chocolate (calacas como se llaman en México), agua para que bebieran los difuntos, velas, flores... Un rincón de la casa lleno de colorido, al que podía mirar durante horas sin darme mucha cuenta de sus significados por ser una niña. Pero mi mirada sobre aquello intuía cierto misterio mezclado con diversión; algo en línea con  el sentido que le dan los mexicanos, que con esta celebración honran la memoria de los suyos al tiempo que se burlan de la muerte, con su folclore, su gastronomía y su explosión de colorido. Otra manifestación de la singularidad de mis otros paisanos.
    El día de todos los Santos es una celebración católica que tiene lugar el 1 de noviembre y que también disfruté cuando vivía en España, de un modo mucho menos alegre (lo siento, en esto los mexicanos nos dan mil vueltas) y disfrutándolo más como un día de descanso. Se comen huesitos de Santo, buñuelos de calabaza o de viento, con chocolate y se echa de menos, un poco más en este día, a los que siempre se echa de menos. 
    Halloween es una fiesta de origen celta, importada a Estados Unidos por los Irlandeses, que se celebra la noche del 31 de octubre en países anglosajones, pero sobre todo en Estados Unidos. Nueva York saca brujas, monstruos - sobre todo calabazas - y engalana sus calles. Los vecinos adornan sus casa por dentro y por fuera, incluso las aceras. Las tiendas, restaurantes y discotecas se llenan de muertos vivientes y calabazas iluminadas para celebrar esta fiesta. Y no sólo los niños se difrazan para pedir caramelos, la cabalgata de Halloween por el Village es un carnaval del terror donde cualquier idea sobre vestuario es bien recibida.
   Mi madre siempre me trasmitió su entusiasmo por todas las celebraciones, sea cual sea, hay que vivirla y disfrutarla. Ésta gran herencia junto con mi pasión por los detalles, vestuarios y decorados en general, ha hecho que toda celebración sea para mí algo más que un día para descansar.
...
   After the "hangover" of these holidays which remind us of those who are not with us anymore, it is time to do a new post. Halloween, All Saints' Day and Day of the Dead. These are the three celebrations that I’ve been lucky to live where they are best celebrated. Let's begin from the end...
   "Day of the Dead" is a huge Mexican event, with some pre-Hispanic origins and it’s celebrated every November 2nd. I enjoyed it intensely in my childhood when I was living in my birth country. We put our altar at home, with the typical sweet bread, sugar and chocolate skulls (they are called “calacas” in Mexico), water for the deceased, candles, flowers... A corner at home full of color. I used to look at it for hours without really realizing its meaning because I was a kid. But while looking at it, I had a feeling of mystery and fun; pretty much related to the way Mexicans celebrate this day, honoring their dead people while joking of death, with their folklore, their gastronomy and their explosions of color.
    All Saints' Day is a catholic celebration that takes place on November 1st, and I could enjoy it when I was living in Spain, in a less happy way (I am sorry, but I have to say that Mexicans are much better than un is celebrating) and just like a resting day. In Spain people eat “Saints’ bones” and some other sweets, and they remember more their missing people.
Halloween is a holiday with Celtic origins, brought to The States from Ireland, and it’s celebrated the night of October 31 in Anglo-Saxon countries, but especially in The USA. New York brings out witches, monsters -especially pumpkins - and it adorns its streets. The neighbors adorn their houses indoors and outdoors even the sidewalks. Stores, restaurants and clubs are full of zombies and lighted pumpkins to celebrate this day. And not only children get costumes to ask for candies, Halloween's cavalcade in the Village is a terror carnival where any idea on costumes is welcomed.
    My mum always passed me on her enthusiasm for all kind of celebrations, whatever it is, it’s all about living it and enjoying it. This great inheritance together with my passion for the details, clothes and decoration, made me see all celebrations like something more than just a holiday.

    Paseando por Manhattan, auténticas casas del terror por el Upper East Side.
    Walking along Manhattan, genuine fear houses in the Upper East Side.


    Los vecinos engalanan sus entradas, ventanas, puertas, aceras... Si lo hacen así por fuera, me encantaría verlas por dentro... 
    All the neighbors adorn their entrance halls, windows, doors, sidewalks... I would love to see the interior of those houses…


   No entiendo cómo los niños se atreven a tocar a las puertas con el Truco o Trato. Yo fui a verlo a media tarde...
    I don’t understand how children dare to go “Trick or Treating” at nighttime. I went to see it in the afternoon…!


    No importa la edad ni la temática, lo imprescindible es disfrutar.
    Neither the age nor the subject matter, the important thing is enjoying.


   Los detalles inundan Nueva York en Halloween y todo el mundo se convierte en creativos del terror, sobre todo con la comida, algunos demasiado...
   The details flood New York in Halloween and everyone becomes terror creatives, especially with the food, sometimes too much.


    México venera a sus muertos con alegría, color y elegancia. 
    Mexico venerates their dead people with happiness, color and elegance.


    Muy "ad hoc", este vídeo que veía sentada en la cama de mis padres en esos días de calacas de chocolate y pan dulce.
   I used to watch this video sitting in my parents' bed those days of chocolate "calacas" and sweet bread.


7 comentarios:

  1. elisaramireznebreda@gmail.com4 de noviembre de 2011, 0:06

    me ha encantado el post!! y he tenido la suerte de vivir la fiesta como se hace en México, ya que Sd está a 10 m de la frontera. Tengo un montón de amigos mejicanos... y la verdad, qué colorido! qué color! y qué sabor! todo en memoria de sus difuntos.Creo que me quedo con México!!

    ResponderEliminar
  2. Elisa!!! Muchas gracias, eres un crack, qué rápida!! Yo también me quedo con México en este caso, eh! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Madre ya podias comentar que mona salgo o algo de eso!! Lucia, eres un crack! dentro de poco los diseniadores arquitectos y demas te pagaran para salir en tu blog!

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, te has lucido, qué divertido!!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaja!!! Sois las dos la repera!! Os quiero

    ResponderEliminar
  6. Absolutely beautiful photos of Halloween and the Day of the Dead festivities! Thank you for sharing!!

    ResponderEliminar
  7. I just saw a message you sent me on Twitter a few days ago. Thanks for sending me a link to this blog post! That skull cake is so impressive and the Catrina painting is beautiful. I actually just updated my blog with another Day of the Dead post. This one is about a parade in my city:

    http://justineshalloween.blogspot.com/2011/11/milwaukees-day-of-dead-parade.html

    I hope you enjoy this!

    ResponderEliminar